HAMMANS, SALAS DE BAÑO
Y COCINAS

Vivir en el sur marroquí es vivir afuera. Los espacios se adaptan al deseo y a la necesidad de disfrutar del jardín o simplemente, en las casas de la ciudad, de estar en el exterior.

Abiertos al cielo o protegidos por un tejado, se acurrucan los patios, las terrazas y las galerías, tantos lugares para apreciar el frescor, descansar, disfrutar de las comidas, reunirse entre amigos, circular de una habitación a otra al resguardo del sol ...o de la lluvia, e incluso dormir durante las noches más calurosas.
LA VIDA SE ORGANIZA EN ESTOS ESPACIOS
La arquitectura tradicional del Mediterráneo se organiza alrededor de un patio. Los cobertizos bordean las fachadas para dibujar las galerías y las techumbres acondicionadas se transforman en terraza. En función de los días y de las estaciones, de las necesidades de sombra o de sol, la vida se organiza en éstos espacios a menudo ignorados en el habitat de los paises fríos o templados. ¡Ah! pero cuán bien apreciados cuando el clima se recalienta !
LA TIERRA MODELA TODOS LOS ESPACIOS DE VIDA...
PATIOS,
TERRAZAS
Y GALERIAS
SALONES Y
BIBLIOTECAS
HABITACIONES
HAMMANS,
SALAS DE BAÑO
Y COCINAS