Habitaciones

En las casonas de Marruecos las habitaciones son numerosas pues las casas se prestan a reuniones familiares y a fiestas amistosas! Pero las habitaciones no son necesariamente grandes.

En el mejor de los casos una o dos habitaciones son más amplias, cada una con un vestidor y un rincón escritorio. Las habitaciones para los amigos son frecuentemente mucho más modestas puesto que todos prefieren encontrarse en los salones, bajo los porches o alrededor de la piscina.

En los muros, en función de la luz y de su uso, alternamos los enlucidos de tierra con el encalado.
Los techos son de yeso o de vigas de madera enlucidas de tierra y encaladas. Los climatizadores no son indispensables en éstos cuartos con gruesos muros de tierra. En cambio, una modesta chimenea aporta un confortable calor durante las noches más frías.
PERO LAS HABITACIONES NO SON NECESARIAMENTE GRANDES
Tradicionalmente las habitaciones son estrechas, pues el ancho de la pieza está limitado por la dimensión de las vigas de madera de olivo o de argán. Hoy en día la utilización del ciprés, de tronco mucho más largo, permite crear espacios más confortables.
El cuarto es el lugar ideal para disfrutar de las alfombras y colchas de lana tejidas por las mujeres bereberes de la montaña o del desierto.
Hemos dibujado un conjunto de luces, lámparas de techo, apliques y lamparitas de mesilla de noche, que difunden una luz suave en perfecta armonía con la arquitectura. Finalmente, el mobiliario, muy sencillo y funcional, está realizado en madera pintada, en nogal local o en madera de palmera.
LA TIERRA MODELA TODOS LOS ESPACIOS DE VIDA...
PATIOS,
TERRAZAS
Y GALERIAS
SALONES Y
BIBLIOTECAS
HABITACIONES
HAMMANS,
SALAS DE BAÑO
Y COCINAS